Transnatura sin transgenia

1

14

8

5

El título de este trabajo hace alusión a una naturaleza en tránsito, “extraña” y en constante cambio, viva, pero que esa mutación se produce desde la propia condición de los elementos que la componen y de la historia  de estos. Extrañas combinaciones químicas y psíquicas, para generar una mejor productividad (no mayor), se han desarrollado a lo largo de la historia de la humanidad. Cruces de elementos que encontramos en una caminata por el campo, han sido usados durante siglos para conseguir otro destino mediante sus mezclas tanto alquímicas como cósmicas, invocando espíritus de diversa índole a través de las posibilidades rituales de conexión que podría entregar algo tan simple y conocido como por ejemplo, una planta de ortiga.

Siglos atrás la brujería y posterior a esta y como una respuesta moderna, la agricultura biodinámica (surgida a partir de unas conferencias dadas por Rudolf Steiner el año 1924) o permacultura, han indagado en estas conexiones naturales y sus vínculos con saberes que van más allá de la ciencia.  

De qué manera podemos ver como un elemento importante el vínculo de la luna y su relación con las cosechas, como un asunto relativo a la condición del género femenino y los asuntos ligados a la fertilidad, algo importante de ser considerado, sobre todo si entendemos la tierra como un organismo vivo en constante cambio. Es a propósito de ello que surge la pregunta respecto a la importancia de quién es el que trabaja la tierra y de qué manera es importante que exista un área sensible en las relaciones que se establecen con esta.

Debería transmutar esa relación?, pero claramente esa mutación no tiene que ver con el uso de transgénicos, sino que por una mayor sensibilidad en la relación que se establece con el territorio, algo que claramente los estereotipos del macho duro que cultiva el campo han intentado por dejar enterrado en el más absoluto olvido. Frente a un apocalipsis zombie, quiénes serían los que finalmente sobreviven?, el cine ha intentado en innumerables casos de entregar una serie de estereotipos, determinados en su gran mayoría por tipos de una dureza física a toda prueba, pero, es este perfil o definitivamente saldrán adelante quienes puedan inter leer los signos y señales que va entregando la naturaleza?.

 

Andrés Vial